¿Robots cirujanos…?

Muchos de nosotros hemos tenido que pasar por la difícil experiencia de entrar a un salón de operaciones y someternos a una cirugía. Por muy sencilla que pueda ser, una operación siempre conlleva riesgos y la verdad es que nuestro cuerpo y nuestra mente se someten a una situación estresante.

Imagine usted cómo sería el caso de que además vamos a pasar por ese desagradable momento, nos sorprendieran con la noticia de que estamos a punto de ponernos bajo la cuchilla afilada del brazo mecánico de un robot!!! Y he aquí donde las videoconferencias y la salud se combinan para formar un equipo de atención especializada a los pacientes, propiciando un desarrollo y posibilitando entre otras ventajas, el acceso a lugares que no disponen de determinados servicios sanitarios o a pacientes de reducida movilidad, el control y seguimiento de enfermedades crónicas desde el domicilio del paciente e incluso …la telerobótica!!

Antes de comenzar…..un poco de historia

El uso de las TIC (Tecnologías de la Información y las Comunicaciones) se ha convertido parte de nuestra vida diaria. Al fusionarse con los servicios sanitarios llegan hasta nosotros conceptos como e-salud, telemedicina, telecirugía, telerobótica y todo lo relacionado con los servicios médicos a distancia. Estos conceptos han sufrido cambios significativos y evolucionados desde que sólo eran una idea en 1924.

Los conceptos e-salud y Telemedicina se trataban indistintamente al referirse ambos por la práctica médica y el uso en conjunto de las TIC. No obstante, desde hace un tiempo se han modificado y se puede entender cierta diferencia entre ambas:

Notemos como la tecnología en la salud ha ido avanzando y desarrollándose en el tiempo:

1890, Chicago- Aparición del estetoteléfono: mezcla entre estetoscopio y teléfono y fue diseñado para transmitir y receptar. Se sostenía al cuello del enfermo para captar los ruidos de la laringe y podía “distinguir ruidos de auscultación a 600 millas”

Abril, 1900 Inicia la telemedicina: inicia justo al mismo tiempo que avanzan las telecomunicaciones, tales como telégrafo, teléfono, radio, televisión y enlaces por satélite. Aparecen también los equipos de rayos x.

1903 Primera transmisión de electrocardiograma: transmisión hecha por electrodos de inmersión  desde el hospital hasta su laboratorio a varias millas de distancia.

1950 Circuito cerrado de televisión: se efectuó en la Universidad de Nebraska en los Estados Unidos, y consistió en un circuito cerrado de televisión bi­direccional comunicado por microondas, que se usó para tratamiento a distancia y educación médica.

1960 NASA misiones espaciales: comienzan en los años 60, cuando el hombre decide volar hacia el espacio. Durante la Misión fueron telemedidos los parámetros fisiológicos de los trajes espaciales y la astronave.

1971 Requerimientos de vídeo para diagnóstico médico remoto: para investigar el uso de satélites en el envío de señales de vídeo para mejorar la calidad de la Asistencia Médica en Alaska.

1972 Tecnología Espacial aplicada para Asistencia Médica a una Reservación India en Arizona: prestaba Servicios de Rayos X y Electrocardiograma. Luego fue enlazado con los Hospitales Públicos y Especialistas vía radar, microondas y transmisión de audio.

1996 servicios teleradiólogos: una compañía privada llamada TELE-Rx se ha establecido en el sur de España, ofrece servicios de diagnósticos Tele-radiológicos.

1998 implementación de una Red de Telediagnóstico para el Sistema Nacional de Salud: Red de Telediagnóstico para el Sistema Nacional de Salud

2001 se llevó a cabo la primera operación telerobótica: mediante el sistema quirúrgico ZEUS, el cirujano se encuentra sentado frente a una consola de ordenador en una ubicación distinta de la del paciente. Se trataba de una colecistectomía realizada por cirujanos ubicados en Nueva York (EE.UU.) a un paciente de 62 años con colelitiasis en Francia.

Como hemos podido observar son numerosos los avances que ha tenido la atención sanitaria en conjunto a los avances las TICs. Ahora bien, ¿qué ventajas nos ofrece la telemedicina y en especial la telerobótica? ¿Cuál es el futuro de la cirugía actual y qué será de los cirujanos?

Comencemos por comprender lo que es la Telecirugía: es la técnica utilizada para realizar cirugías a grandes distancias, de un país a otro, usando las vías de telecomunicación (satélites, internet, etc) actuales. Para ello se utilizan cámaras de televisión, telecomunicación permanente, videoconferencias. Actualmente existen dos tipos: la telecirugía asistida y la telerobótica. La telecirugía asistida permite, mediante una comunicación permanente por videoconferencia entre el especialista y el cirujano que está llevando a cabo la operación, dirigir las acciones apropiadas que se han de realizar para el buen éxito de la operación.

Por su parte, la telerobótica, permite a un cirujano situado a miles de kilómetros, dar las órdenes precisas a un robot para que realice la operación que se requiere. El robot reproduce en cada momento los gestos que el cirujano le está indicando.

Robótica DaVinci

El Sistema da Vinci es el más desarrollado hasta el momento. Fue desarrollado por la empresa norteamericana Intuitive Surgical y se utiliza para diversos procedimientos quirúrgicos, especialmente en prostatectomías. Es controlado por un cirujano que opera desde una consola y se creó con la finalidad de evitar al máximo los métodos invasivos en cirugías complejas, de esta forma se potencian las habilidades del cirujano. El robot da Vinci no es autónomo, requiere la intervención y toma de decisiones de un profesional que actúe como operador humano para todas las acciones.

El robot quirúrgico Da Vinci se compone de:

  1. Consola ergonómica desde la que el cirujano opera sentado.
  2. Torre de visión (formada por controladores, vídeo, audio y proceso de imagen) que se sitúa al lado del paciente.
  3. Carro quirúrgico que incorpora tres o cuatro brazos robóticos interactivos controlados desde la consola, en el extremo de los cuales se encuentran acopladas las distintas herramientas que el médico necesita para operar, tales como bisturís, tijeras, unipolar, etc.

Ventajas de su uso

  • Permite optimizar el rango de acción de la mano humana, reduciendo el posible temblor y perfeccionando todos los movimientos del cirujano.
  • Visión superior en 3D desde la que se puede trabajar de forma cómoda, intuitiva y precisa.
  • Sincroniza sus movimientos con el ritmo de corazón del paciente, lo que permite realizar operaciones a corazón abierto sin tener que parar
  • La recuperación de los pacientes es mucho más rápida ya que daña menos tejido.
  • Reduce la estadía en los hospitales
  • Menos dolorosa
  • Menos sangrado

Desventajas de su uso

  • Tiempo requerido para que un cirujano logre dominar su uso.
  • Alto coste de los equipos y de ese modo el procedimiento
  • Reducción en el espacio para los asistentes
  • La falta de sensación táctil para el cirujano

Los robots da Vinci operan en centros hospitalarios públicos y privados de todo el mundo, con un estimado de 300.000 cirugías realizadas en 2013, con mayor frecuencia para las histerectomías y la absorción de la próstata. En febrero de 2014 se encuentran operativas en el mundo casi 3.000 unidades, la mayoría de ellas en los Estados Unidos.

Entonces, si por desafortunados motivos te tienes que operar y está entre tus posibilidades hacerlo por esta vía menos riesgosa y mucho más ventajosa, no dudes en hacerlo. Y, a pesar de las pocas desventajas que posee, los cirujanos van a agradecer poder hacer uso de la robótica y lograr mejores resultados. Estoy convencida que será una experiencia inolvidable, aunque estés anesteciado…!!!

Nos vemos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *